Hipertrofia de próstata

Síntomas de hipertrofia prostática benigna

La próstata es una pequeña glándula ubicada en la pelvis, entre el pene y la vejiga.

Cuando la próstata crece, puede ejercer presión sobre la vejiga urinaria y la uretra (el conducto por el que pasa la orina).

Esto puede afectar la manera de orinar y puede causar:

  • Dificultad para comenzar a orinar
  • Esfuerzo para orinar
  • Flujo de orina débil
  • Flujo que se detiene y vuelve a comenzar
  • Micción inmediata y/o frecuente
  • Necesidad frecuente de orinar durante la noche
  • Perdidas de orina (incontinencia urinaria)

La pérdida de orina puede ocurrir cuando siente una necesidad repentina de orinar y no puede aguantarla antes de llegar al baño. Esto se llama incontinencia urinaria.

La pérdida de orina también puede ocurrir cuando está nervioso, por ejemplo cuando tose, estornuda o levanta un objeto pesado. Esto es incontinencia urinaria.

La forma más común de pérdida es cuando una pequeña cantidad de orina gotea en su ropa interior después del final de la micción.

En algunos hombres, los síntomas son leves y no requieren tratamiento. En otros, sin embargo, pueden causar problemas.

Muchos hombres con próstata hipertrófica tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Esto no es del todo cierto.

El riesgo de cáncer de próstata en hombres con próstata hipertrófica no es mayor que en aquellos con un tamaño normal de la próstata.

Causas de la hipertrofia prostática benigna

La causa de la hipertrofia prostática benigna es desconocida, pero se cree que está asociada a cambios hormonales a medida que el hombre crece.

El equilibrio de hormonas en su cuerpo cambia a medida que crece y esto puede hacer que su próstata crezca.

Diagnóstico de hipertrofia prostática benigna

Puede someterse a muchos exámenes diferentes para averiguar si tiene una próstata hipertrófica.

Nuestro urólogo puede hacer algunas de estas pruebas, como una prueba de orina, pero el resto debe hacerse en el hospital.

Puede tomar algunas pruebas para descartar otros trastornos que causan síntomas similares a los de la hipertrofia prostática benigna, como el cáncer de próstata.

Es posible que necesite un urólogo u otro especialista si:

  • Los tratamientos anteriores no ayudaron con sus problemas urinarios
  • Una infección urinaria no se detiene o vuelve regularmente
  • No puedes vaciar tu vejiga por completo
  • Tiene problemas renales
  • Tiene incontinencia urinaria: cuando hay una fuga de orina, especialmente cuando la vejiga está bajo presión, por ejemplo, cuando tose o se ríe

También debe visitar a un urólogo si le preocupa que los síntomas puedan ser causados por el cáncer, aunque en la mayoría de los hombres el cáncer no es el responsable.

Para descubrir qué síntomas pueden causar y decidir cómo administrarlos mejor, deberá realizar algunas pruebas adicionales para medir:

  • La velocidad de su flujo de orina
  • La cantidad de orina que queda en la vejiga después del final de la micción

También puede realizar otras pruebas, según los síntomas o el tratamiento que usted y su urólogo consideren

El tratamiento de la hipertrofia prostática benigna

El tratamiento para una próstata hipertrófica depende de la gravedad de sus síntomas.

Los principales tratamientos son:

  • Cambiar el estilo de vida
  • Medicación
  • Catéteres
  • Cirugía

Cambiar el estilo de vida

Puede aliviar los síntomas realizando algunos cambios en su estilo de vida, como:

Menor consumo de bebidas carbonatadas, alcohol, cafeína y edulcorantes.

Las bebidas que contienen carbónico, alcohol, cafeína (como té, café o coca cola) y edulcorantes naturales pueden irritar la vejiga y empeorar los síntomas.

Consumo reducido de líquidos por la tarde

Trate de reducir la cantidad de líquido que bebe por la noche y evite beber durante al menos dos horas antes de acostarse. Esto puede ayudarlo a evitar levantarse varias veces en la noche. Sin embargo, asegúrese de beber líquidos en abundancia durante el día.

Recuerde vaciar su vejiga

Recuerde ir al baño antes de viajes largos o cuando sepa que no tendrá fácil acceso al baño.

Doble vaciado

Esto incluye esperar unos minutos después de que haya terminado de orinar antes de volver a intentarlo. Esto puede ayudarlo a vaciar su vejiga correctamente. Tenga cuidado, sin embargo, de que no esté presionado ni pellizcado.

Revisa tus medicamentos

Consulte con su urólogo si los medicamentos que está tomando, por ejemplo, antidepresivos o descongestivos, empeoran sus síntomas urinarios.

Consumir más frutas y verduras

Esto lo ayudará a evitar el estreñimiento, que puede ejercer presión sobre la vejiga y empeorar los síntomas de la próstata hipertrófica.

Usando absorbentes o colectores

Los pañales absorbentes o compresas pueden ser usados o reemplazados por su ropa interior, y absorberán cualquier fuga.

Los colectores de orina pueden ayudar con las gotas. Parecen condones con un tubo al final. El tubo está conectado a una bolsa, que puede atar a la pierna debajo de la ropa.

Ejercicio de vejiga

El entrenamiento de la vejiga es un programa de formación que tiene como objetivo ayudar a mantenerla sin orinar durante más tiempo y retener más orina en la vejiga. Márquese un objetivo, como esperar al menos dos horas entre cada vez que vaya a orinar.

Es aconsejable utilizar un cuadrante para el entrenamiento de la vejiga porque le permitirá registrar cada vez que vaya a orinar y el volumen de orina que está excretando; necesitará un frasco de plástico para medirlos. El urólogo puede darle la tabla.

También puede hacer algunos otros ejercicios, como ejercicios de respiración, ejercicios de relajación y musculares, para que no piense en la necesidad de orinar.

Con el tiempo, aumentará la cantidad de tiempo que tiene como objetivo, y al final del programa verá que podrá resistir mucho más sin orinar.

Comuníquese con nuestro urólogo al completar el siguiente formulario de contacto para obtener más información sobre estos cambios en el estilo de vida.

Medicinas

Si los cambios en su estilo de vida no ayudan o no son adecuados para usted, puede tomar medicamentos.

Los bloqueadores alfa relajan los músculos de la glándula prostática y la base de la vejiga, facilitando el paso de la orina. Los bloqueadores alfa más comunes son tamsulosina y alfuzosina.

Los anticolinérgicos relajan el músculo de la vejiga si es hiperactivo.

Los inhibidores de la 5 alfa reductasa disminuyen la próstata si es hipertrófica. Finasteride y Dutasteride son los dos inhibidores de la alfa reductasa disponibles.

Los diuréticos aceleran la producción de orina. Si se toman durante el día, reducen la cantidad de orina producida por la noche.

La desmopresina reduce la producción de orina de modo que se produce menos orina durante la noche.

Su urólogo no debe sugerir homeopatía o acupuntura para tratar los síntomas urinarios.

Esto se debe a que no hay suficientes datos fiables sobre cómo  funcionan o qué tan seguros son.

Catéteres

Si tiene problemas continuos para orinar, una condición llamada obstrucción crónica del tracto urinario, es posible que necesite un catéter para vaciar la vejiga.

El catéter es un tubo blando que transporta la orina de la vejiga fuera del cuerpo. Puede pasar a través de la uretra o desde un pequeño agujero en el abdomen por encima del hueso púbico.

Pueden recomendar un catéter removible o un catéter que permanezca en la vejiga por un período de tiempo más largo.

Cirugía

La prostatectomía transuretral consiste en la extirpación de la glándula prostática, generalmente utilizando un tubo que pasa a través de la uretra. Es adecuado para hombres que tienen una próstata hipertrófica.

Prostatectomía transuretral

La prostatectomía transuretral consiste en la extirpación de la glándula prostática, generalmente utilizando un tubo que pasa a través de la uretra. Es adecuado para hombres que tienen una próstata hipertrófica.

Prostatectomía abierta

Una prostatectomía abierta implica extirpar la próstata a través de una incisión en su cuerpo. Este procedimiento es adecuado para hombres con próstata hipertrófica por encima de cierto tamaño.

Cistoplastia

La cistoplastia es un procedimiento para aumentar el tamaño de la vejiga y unir una pequeña porción de tejido de los intestinos a la pared de la vejiga. Esta cirugía puede ayudar a los hombres cuyos músculos en la vejiga se contraen antes de llenar la vejiga.

Toxina botulínica

Este procedimiento implica inyecciones de toxina botulínica en la pared de la vejiga. Este procedimiento puede ayudar a los hombres cuyos músculos en la vejiga se contraen antes de llenar la vejiga.

Estimulación nerviosa del hueso sacral por implantación

Se implanta un pequeño dispositivo eléctrico debajo de la piel y envía ráfagas de señales eléctricas a la vejiga urinaria y al sistema urinario para un mejor control. Esto es adecuado para los hombres cuyos músculos en la vejiga se contraen antes de llenar la vejiga.

Derivación urinaria

La derivación urinaria implica la conexión de los tubos que conectan los riñones a la vejiga fuera del cuerpo para que la orina se pueda recoger sin pasar a través de la vejiga.

Este método es adecuado para hombres cuyos síntomas no pueden ser tratados por estos métodos y medicación, y que no pueden, o no quieren, realizar una cistoplastia o estimulación nerviosa del implante sacro mediante implantación.

Complicaciones de la hipertrofia prostática

La hipertrofia prostática benigna a veces puede dar lugar a complicaciones tales como:

  • infección del tracto urinario
  • retención urinaria aguda

La retención urinaria aguda es una incapacidad repentina para orinar.

Los síntomas de la retención urinaria aguda incluyen:

  • No orinar de repente en absoluto
  • Dolor agudo bajo en el abdomen
  • Hinchazón de la vejiga, que puede sentir con las manos

Si tiene síntomas de retención urinaria aguda, comuníquese con su urólogo al completar el siguiente formulario de contacto.

Páginas útiles:

error: Content is protected !!